Unete Club Alula

Cómo introducir otro idioma en tu bebé

19/November/2020

¿Sabías que desde que nace un bebé su cerebro se encuentra listo para recibir diversos estímulos, particularmente los sonidos y pueden perfectamente aprender un idioma… y hasta más de uno?

Escuchamos con frecuencia que los niños son unas esponjas y esto tiene que ver porque sus células cerebrales están comenzando a fortalecer los caminos entre ellas.

Al principio un bebé aprende de forma intuitiva, de lo que ve y escucha.

Quizá te interese leer: Cómo estimular y encausar la curiosidad de tu bebé

Más adelante, hasta la edad de 3 o 4 años, un niño puede aprender varios idiomas sin el menor problema.

Una vez que pasa los 4 años, esta capacidad tiende a desacelerarse. Esto lo vemos porque se observa que un niño de 4 años o un poco más le cuesta más trabajo conjugar los verbos en otro idioma.

Entre los 8 y los 10 años aproximadamente, concluye una de las principales fases de su desarrollo y ya empezará a aprender como lo hacemos los adultos.

Es por ello que comenzar a introducir un nuevo idioma en edades tempranas puede facilitar mucho las cosas, si una de tus metas educativas es que tu pequeñito sea bilingüe o inclusive políglota, debes saber que el primer período crítico en el desarrollo del lenguaje se encuentra entre los 6 y 12 meses. 

En este período, los bebés absorben los sonidos que los rodean y aprenden a distinguir entre diferentes fonemas o unidades auditivas del lenguaje.

Por lo que, si exponemos a un bebé a otro idioma en esta etapa temprana de la vida, su cerebro identificará las diferencias entre los sonidos de un idioma que un hablante no nativo tendría dificultades para percibir o articular.

Así que si piensas incursionar en el aprendizaje de un segundo idioma desde una edad temprana, es más que factible y tiene a su vez innumerables beneficios. 

Entre estos beneficios se encuentran el cultivo de habilidades de resolución de problemas y el pensamiento crítico, así como:

  • Incrementar su creatividad y habilidades para resolver problemas, porque los niños expuestos a otro idioma son "mentalmente flexibles”
  • Obtener logros tempranos de objetivos, esto porque al estar expuesto a un segundo idioma, los niños alcanzan una etapa cognitiva antes que sus pares, quizás porque están expuestos a la idea de que un solo objeto puede tener nombres que suenan diferentes.

Entonces, si ustedes como papás están más que decididos a dar este paso de introducir otro idioma a su bebé, lo primero que hay que hacer es identificar la mejor forma de hacerlo.

Para empezar debemos ubicar el entorno (de casa principalmente), esto es: ¿ambos papás o personas que rodean al bebé hablan solo un idioma o hay más de un hablante nativo con un idioma diferente?

Esto es importante porque las estrategias cambian un poco. Veamos qué hacer cuando:

1) Los papás tienen idiomas nativos diferentes, es decir, un hogar bilingüe o multilingüe

Sin problemas, pueden enseñarle a su hijo un segundo idioma. En otras palabras, mamá le hablará a su hijo en su idioma natal y papá lo hará en el suyo.

El aprendizaje de uno u otro idioma se realizará a través de las palabras, expresiones, tonos y acentos. Es así como el lenguaje entre los niños pequeños captan uno u otro idioma.

Y la mejor forma de hacerlo es:

  • Enseñar mediante la repetición
  • Utilizar grandes gestos y demostraciones físicas
  • Crea un ambiente de aprendizaje positivo
  • Recurre a un aprendizaje a través de actividades atractivas
  • Recurre a juegos tradicionales en tu cultura y crea los propios entre padres e hijos

2) Qué pueden hacer los papás en un hogar monolingüe

Aquí podemos a su vez identificar un siguiente subnivel en donde posiblemente uno o ambos hablen adecuadamente un segundo idioma o bien, ambos padres sólo hablan uno y el mismo idioma.

Si bien, el enseñar el idioma de ambos padres se realizará igual que lo vimos en los puntos anteriores, introducir un segundo idioma cuando no eres nativo tendrá sus pros y contras.

Esto es, cuando hablas una segunda lengua no se trata sólo de expresar palabras y oraciones para comunicarte, es aprender otro código de comunicación.

Por lo tanto, cuando nos comunicamos con nuestros hijos en nuestra lengua materna, le estamos a su vez transmitiendo nuestra cultura y la forma de socializar de dicha cultura, situación que no sucede de la misma forma si buscamos enseñarles nosotros mismos un segundo idioma en donde no somos nativos.

Con lo anterior, no queremos decir que no le enseñes a tu hijo un segundo idioma si es que lo conoces, de hecho, puedes participar en su aprendizaje al ir incorporando palabras y frases a tu hijo.

Quizá te interese leer: 8 Tips para enseñarle a hablar a tu bebé

Sin embargo, lo mejor es recurrir a:

  • Hacer que tu hijo pase tiempo con un hablante nativo (amigos, familiares, una nana, un vecino) para que pase un tiempo con tu hijo
  • Buscar medios en otro idioma como la música
  • Utilizar un software de aprendizaje de idiomas apto para niños

 

  • Aprender el idioma juntos

Una vez que incorpores el aprendizaje de un segundo idioma en tu rutina y la de tu hijo, es probable que observes un nuevo desarrollo lingüístico y cognitivo.

 

—-

Fuentes:

https://www.serpadres.es/1-2-anos/educacion-estimulacion/articulo/familias-bilingues-como-introducir-los-dos-idiomas

https://dospediatrasencasa.org/2018/07/05/deberia-hablar-en-ingles-a-mi-hijo-si-no-soy-bilingue/

https://www.todopapas.com/ninos/educacion/pueden-los-bebes-aprender-dos-idiomas-a-la-vez-1280

Otras notas de interés