Unete Club Alula

La otra cara de los padres perfectos: niños sobre protegidos

30/January/2021

¿Alguna vez te habías puesto a pensar que esto de aspirar a ser el madre o padre perfectos, podría ser no sólo agotador para ti, sino contraproducente para tus hijos? 

“La maternidad y paternidad hoy en día se ha convertido en un proceso cada vez más estresante y extenuante. Hay mucha presión social para ejercer de padres perfectos: parece que para ser buen padre o buena madre hoy tienes que hiperatender, sobreproteger, maquillarles miedos, evitarles contratiempos y resolverles todo. Si no estás constantemente pendiente, si no intervienes a la mínima de cambio, si lo dejas ir solo a una cierta edad o lo dejas llorar un rato, por ejemplo, algunos te tachan de malamadre o de mal padre, directamente.

Lee también: Guía para papás primerizos: cómo educar bebés bilingues

Existe la creencia de que para conseguir la ansiada felicidad de los hijos debes darles TODO. Y esto es insostenible” dice Eva Millet, periodista y autora del libro Hiperpaternidad.

En su libro, Eva propone apostar por una maternidad y paternidad más relajadas, porque considera que los “hiperpadres”,  con la mejor de las intenciones, están acabando con una de las bases de la educación: la adquisición de autonomía por parte de los pequeños, «Tenemos que confiar en nosotros y en nuestro hijos y también entender que en la educación no es posible controlarlo TODO», concluye. 

“Los padres haríamos bien en dejar de sobrevolar vidas de los hijos cual helicópteros, de hiperestimularlos e hiperprotegerlos. Los padres somos padres, no guardaespaldas, animadores lúdico-culturales, secretarios, mayordomos, chóferes o managers de los hijos, por poneros algunos ejemplos de hiperpaternidad actual.”

La educación es un proceso a largo plazo y los padres hemos de actuar como jardineros constantes y atentos pero no meter a los hijos en un invernadero y tratar de desarrollarlos precozmente y con una atención exhaustiva, saturada de abonos innecesarios.  Acapetar que la incertidumbre es parte natural del proceso.

Los hiper padres “preparan el camino a los hijos, no a los hijos para el camino”. Es insostenible, física y mentalmente el estar constantemente detrás del hijo —y nunca sentir que le das lo suficiente—, no es bueno para la salud. Ni para el bienestar familiar. La hiperpaternidad afecta seriamente el bienestar familiar.

Lee también: Técnicas de crianza que podemos aprender de otras culturas

Definitivamente es algo que no habíamos pensado, y creemos que Eva tiene un punto muy interesante a considerar ¿te has sentido exhasuto de ser papá o mamá? Quizá sea hora de dejar que tus hijos enfrenten su camino de una forma más independiente. 



FUENTE: https://www.gestionandohijos.com/eva-millet-hay-mucha-presion-social-para-ejercer-de-padres-perfectos/



 

 

Otras notas de interés