Unete Club Alula

Primeros auxilios en caso de atragantamiento en bebés menores a un año

12/November/2020

Nunca será demasiado recalcar, solicitar o enfatizar lo importante el estar atento a nuestro bebé recién nacido cuando se encuentra comiendo e incluso durmiendo.

Una vez que comienzan a moverse y a tener más control sobre sus manos, los bebés tienden a llevarse lo que se encuentran a su boca. Son curiosos por naturaleza y es a través del tacto y el gusto como perciben su entorno.

Algunos objetos como las canicas, las piezas pequeñas o incluso la comida, tienen el tamaño adecuado para atascarse en las vías respiratorias de un bebé. 

La asfixia ocurre cuando las vías respiratorias de una persona de repente se bloquean parcial o totalmente, lo que hace que no pueda respirar correctamente.

Es por ello que hay que evitar dejar cosas pequeñas a su alcance y estar todo momento al pendiente de sus movimientos para evitar uno de los mayores sustos que como papás podemos pasar… un posible atragantamiento.

De presentarse una situación en que nuestro bebé tenga algo que obstruya su garganta, por supuesto que nos producirá una gran tensión y muchas veces nos llevará a un pánico paralizante. 

Quizá pueda interesarte: Técnicas de crianza que puedes aprender de otras culturas

Aquí lo primero es buscar tranquilizarse y más aún, el saber reaccionar y actuar rápidamente, así como conocer cómo se realizan los primeros auxilios en estos casos paso por paso, ya que de esto puede depender la vida de nuestro bebé.

Como parte de nuestra preparación como papás es conocer los pasos esenciales de primeros auxilios para este tipo de cosas.

Te invitamos a que busques y participes en un curso de esta índole para que tengas estos conocimientos.

Siempre es mejor prevenir que curar, por lo que es mejor evitar que ocurra un incidente en primer lugar, así que  asegúrate de que los objetos pequeños se mantengan fuera del alcance de los niños. 

Sin embargo, no importa lo cuidadoso que seamos, existe la posibilidad de que nuestro hijo se ahogue con algo.

La siguiente información no reemplaza la asistencia a un curso de primeros auxilios en el que tendrás la oportunidad de practicar tus habilidades bajo la guía de uno de instructores de primeros auxilios calificados y con experiencia, pero ayuda sustancialmente cuando se hace bien y con rapidez.

Entre los síntomas cuando un bebé muestra asfixia es cuando presenta reflejos automáticos a través de una tos. Si la asfixia es leve, esto despejará la obstrucción: el bebé puede llorar, pero ahora debería poder respirar con eficacia.

Si el bebé todavía se está ahogando, mira dentro de la boca del bebé y elimine cualquier obstrucción obvia. 

No metas los dedos en la boca del bebé a menos que puedas ver y alcanzar el bloqueo, ya que puedes empujarlo más hacia adentro.

Si la obstrucción no se despeja, realiza estos primeros auxilios en caso de atragantamiento, conocido como maniobra de Heimlich en bebés:

1) Golpes en la espalda

Grita pidiendo ayuda, pero no dejes al bebé desatendido.

Coloca al bebé sobre tu brazo, boca abajo, con las piernas a ambos lados del codo y la cabeza debajo del pecho. La sola gravedad a menudo puede ayudar a desalojar el objeto.

Si esto no funciona, dale hasta 5 golpes firmes entre los omóplatos con la palma de tu mano. Revisa al bebé entre los golpes y detente si despeja la obstrucción.

Si la obstrucción aún no se despeja entonces…

2) Realiza una serie de empuja en el pecho

Dale la vuelta al bebé, con el pecho hacia arriba (colocándolo sobre tu otro brazo) y baja su cabeza por debajo del nivel del pecho.

Dale hasta 5 compresiones en el pecho. Con dos dedos, empuja hacia adentro y hacia abajo (hacia la cabeza) contra el esternón del bebé, un dedo por debajo de la línea del pezón.

Verifica entre empujes y detente si se despeja la obstrucción.

NUNCA realices compresiones abdominales en un bebé menor de un año. 

Las compresiones torácicas pueden provocar lesiones internas por lo que si se utiliza esta técnica debes llevar al bebé a ver a un médico inmediatamente después.

Si la obstrucción aún no se despeja entonces…

3) Repite los pasos 1 y 2

Sigue repitiendo los pasos 1 y 2.

Si el tratamiento parece ineficaz o después de 3 ciclos de golpes en la espalda y empujes en el pecho, todavía no hay ningún cambio en la condición del bebé, continúe pidiendo ayuda o pídele a otra persona que lo haga.

Una vez que se despejan las vías respiratorias del bebé, parte del material que causó el bloqueo puede permanecer ocasionalmente y causar complicaciones posteriores. 

Si tu bebé se asfixia tendrá tos persistente o dificultad para tragar después de este incidente de asfixia, por lo que debes consultar a un profesional de la salud con urgencia. 

Aún cuando ya hayas conseguido retirar el objeto de la obstrucción, debes llevar a tu bebé, ya sea a Urgencias o con tu médico de cabecera para que lo revise con mayor detenimiento y valorar que todo se encuentre bien.

—-

Fuentes:

https://www.guiainfantil.com/articulos/salud/primeros-auxilios/que-hacer-ante-un-atragantamiento-en-bebes/

https://mibebeyyo.elmundo.es/mx/bebes/salud-bienestar/salud-bebe/maniobras-primeros-auxilios

https://www.parabebes.com/como-actuar-ante-el-atragantamiento-de-un-bebe-4678.html

Otras notas de interés