Unete Club Alula

5 formas de ayudar a la buena digestión de tu bebé para descansar mejor

04/December/2020

Como mamá, una de las cosas que adoro es observar a mi bebé dormir plácidamente. 

Cuando duerme tranquilo, también descanso al ver que nada le afecta a su alrededor y se ve tan lindo que parece un angelito.

Bueno, una de las razones por las que un bebé duerme plácidamente es porque ha comido y ha hecho una buena digestión antes de dormir. 

Sí, la combinación: alimentación - descanso van estrechamente de la mano y ayudarlo a que se realice de la mejor forma conseguirás una buena digestión de tu bebé.

Alguno de los problemas que impide que un bebé no logre dormir tranquilamente es cuando tiene problemas digestivos como: diarrea, reflujos, estreñimiento y / o gases.

Ahora bien, si notas que tu bebé está inquieto y parece moverse como si le doliera la barriga o tal vez pasa horas llorando entonces puede tener algún problema como cólicos o gases. 

Cualquiera que sea la fuente de un malestar digestivo, las siguientes prácticas pueden ayudar:

Quizá te interese leer: Los 5 mejores alimentos para las mamás durante la lactancia

  1. a) Amamanta a tu bebé a menudo y a libre demanda

La leche materna es suave para la barriga del bebé y la succión puede calmar incluso al bebé más irritable. 

Amamantar con más frecuencia aumentará su ingesta de grasas, lo que a su vez ralentizará un poco su digestión para ayudar a su cuerpo a gestionar la conversión de lactosa en nutrientes utilizables.

  1. b) Ajusta la posición cuando alimentas a tu bebé

Los bebés que parecen regurgitar a menudo podrían beneficiarse de una posición que utiliza la gravedad para ayudar a retener la leche. 

En lugar de sostener a tu bebé horizontalmente sobre su cuerpo, usa una posición más erguida mientras estás reclinada. 

Mantener al bebé erguido durante media hora después de la toma también puede ayudar. 

Si tu bebé está tragando saliva y ahogándose con tu leche, es posible que esté tomando una buena cantidad de aire. 

La posición erguida, junto con eructos frecuentes, pueden ayudar a aliviar su malestar.

Quizá te interese leer: 4 problemas digestivos de tu bebé y cómo evitarlos

  1. c) Carga a tu bebé de forma cómoda

Llevar a tu bebé en un cabestrillo no solo proporciona una posición más erguida, sino que también le da un masaje a la barriga del bebé, lo que a su vez ayuda al trabajo intestinal. 

Debido a la proximidad del cuerpo del bebé al tuyo, este contacto ofrece un masaje natural en los puntos de presión relacionados con la digestión ubicados en el abdomen. 

Un bebé quisquilloso, ya sea por problemas digestivos u otros problemas, a menudo también se calma con el movimiento.

  1. d) Coloca tu bebé boca abajo por un rato

La presión que se ejerce sobre el abdomen del bebé cuando está acostado boca abajo puede ayudar a la digestión y hacer que el bebé se sienta más cómodo. 

Si bien algunos bebés se resisten a estar boca abajo, tómate un tiempo todos los días para jugar en el piso. Acuéstalo sobre una manta, coloca algunos juguetes cerca y permite que tu bebé se acostumbre a la sensación. 

Mantenerlo por un tiempo boca abajo también reduce el riesgo de plagiocefalia o aplanamiento del cráneo con consecuencias neurológicas, y promueve el desarrollo del sistema musculoesquelético. 

Sin embargo, coloca siempre a tu bebé boca arriba para dormir.

  1. e) Aprende a darle un masaje abdominal a tu bebé

Si bien un masaje de cuerpo entero es útil, el simple hecho de aprender las habilidades para un masaje abdominal puede ayudarte a ti y a tu bebé a superar los episodios de malestar digestivo. 

Considera la rutina de "Te amo” pero tendrás que hacerlo en inglés: con tu bebé acostado en el piso frente a ti, usa tu mano derecha para ejercer una presión suave sobre el cuerpo del bebé desde la ingle hasta las costillas del lado izquierdo del cuerpo del bebé (como la letra “I”). 

Regresa a la ingle y dale un masaje hasta las costillas y el abdomen (una letra “L” invertida, por “love”). 

Finalmente, regresa al punto de partida y nuevamente dale un masaje hasta las costillas, a través del abdomen y hacia abajo hasta el lado derecho de la ingle (formando una U invertida). 

Este mini-masaje sigue el camino del intestino grueso, expulsando cualquier gas del cuerpo del bebé y ayuda en el vaciado gástrico.

Ocasionalmente, los bebés son alérgicos a una sustancia de la dieta de las madres que posiblemente se filtra a través de la leche materna, siendo la proteína de la leche de vaca la principal culpable. 

Si es así, puedes intentar eliminar de tu dieta todas las fuentes de alimentos que le puedan causar daño. 

Si bien a veces se observan mejoras notables en los primeros días, puede llevar de dos a tres semanas eliminar por completo algunas sustancias de tu cuerpo, sin embargo, todo esto platicalo con tu pediatra.

Como mamá, me preocupa que algo que hayan comido le cause infelicidad a mi bebé y con algunos pequeños ajustes y cambios en las rutinas podré ayudar a la buena digestión de mi bebé y así podrá dormir plácidamente.

—-

Fuentes:

https://www.abcdelbebe.com/bebe/0-6-meses/digestion-en-los-ninos-tema-clave-para-su-vida-12258

http://www.revistamipediatra.es/articulo/497/como-influye-la-alimentacion-en-el-sueno-del-bebe

https://mibebeyyo.elmundo.es/bebes/alimentacion/alimentacion-bebe/como-influye-alimentacion-sueno-bebe-drbrowns

Otras notas de interés