Unete Club Alula

Ejerce la lactancia materna, es un derecho humano

10/December/2020

Cada mujer tiene su propia experiencia única cuando se trata de amamantar. Algunas mujeres tienen la flexibilidad de la licencia por maternidad y pueden amamantar exclusivamente durante varios meses. 

Otras tienen que volver al trabajo días después de dar a luz y necesitan extraerse leche en el trabajo para proporcionar leche materna a su bebé. 

Algunas mujeres se sienten cómodas amamantando en público, otros prefieren hacerlo en privado. 

Independientemente de tu situación laboral y tus preferencias, es importante conocer tus derechos como mamá lactante. 

Y para hacerlos valer, es importante también que conozcas de dónde provienen, qué o quién te protege y cómo puedes ejercerlos.

Quizá te interese leer: ¿Cómo identificar cuando mi bebé recién nacido tiene hambre?

  1. a) Derechos humanos y protección infantil

Los derechos humanos son aquellos derechos de todos los individuos, por el mero hecho de ser humanos, independientemente de su raza, color, sexo, religión, idioma, persuasión política u origen social. 

Los derechos humanos no dependen de las leyes o costumbres de ninguna cultura o gobierno y, por lo tanto, son universales e inalterables.

La Declaración Universal de Derechos Humanos, que fue adoptada por los estados miembros de las Naciones Unidas en 1948, fue el primer instrumento moderno para codificar los derechos humanos (Naciones Unidas, 1948). 

Desde entonces, las Naciones Unidas han desarrollado otros instrumentos que describen los derechos humanos, entre ellos: 

  • El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (que entró en vigor en 1976)
  • La Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (adoptada en 1979)
  • La Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación Racial (adoptada en 1965) 
  • La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (CDN) (adoptada en 1989). 

Aunque tales convenciones no son legalmente vinculantes a nivel de país, una vez que una nación ha ratificado una convención de derechos humanos, se espera que esos derechos sean explícitos en la legislación nacional para hacerlos exigibles.

  1. b) Los derechos de los niños en virtud de la Convención sobre los Derechos del Niño en relación con la lactancia materna

Varios instrumentos internacionales de derechos humanos contienen elementos relacionados con los derechos de los niños a la lactancia materna, pero la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño es la más detallada y directa. 

El artículo 24 de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño establece que los Estados participantes reconocen el derecho del niño al disfrute del más alto nivel posible de salud y tomarán las medidas adecuadas para combatir las enfermedades y la desnutrición mediante el suministro de alimentos nutritivos adecuados y agua potable limpia. 

También tienen la responsabilidad de garantizar que todos los segmentos de la sociedad, en particular los padres y los niños, estén informados, tengan acceso a la educación y reciban apoyo con respecto a la salud y sobre nutrición infantil así como el conocer las ventajas de la lactancia materna.

  1. c) En México la Ley Federal del Trabajo: protege tus derechos desde tu embarazo y en el periodo de lactancia

A través de los acuerdos establecidos en los Artículos 166, 167 y 170 de la Ley Federal del Trabajo se ofrece a todas las madres trabajadores las condiciones idóneas para llevar a cabo en la mejor de las circunstancias su trabajo así como ciertos derechos tales como:

  • Poder dejar de laboral durante seis semanas antes y otras seis semanas posteriores al parto
  • Durante este tiempo podrá percibir su salario íntegro
  • Si la situación lo amerita los tiempos se pueden extender, ya sea si el embarazo o el parto te impide reincorporarte en el tiempo estipulado, solo con la diferencia que estarás recibiendo el 50% de su salario por un periodo no mayor de 60 días
  • Una vez incorporada al trabajo, también se consideran dos periodos de 30 minutos durante el día laboral para amamantar a su bebé o en su caso, extraer su leche.

Quizá te interese leer: Opciones para alimentar a tu bebé recién nacido

Conocer tus derechos legales como madre y empleada que amamanta es importante, tan importante como el familiarizarte con las leyes de tu estado.

Cuando conoces tus derechos será la mejor manera de saber exactamente por quién y cuándo estás protegida.

Por otro lado, también es muy válido saber que eres libre de decidir si ejerces el derecho de amamantar a tu hijo o no. 

También es comprensible que pueden existir condiciones personales o de salud en donde la lactancia se ve reducida o definitivamente eliminada y es entonces cuando te apoyas en el uso de fórmulas infantiles para continuar con la alimentación de tu bebé y si te encuentras laborando, también los acuerdos laborales te apoya.

Ahora tienes un panorama más amplio y sabes que existe una ley que te apoya si eres una futura mamá trabajadora, por lo que ahora te toca hacerla valer. 

Acércate a tu empresa y apóyate también de tu familia en esta etapa donde vas a requerir de la mayor ayuda posible.

—-

Fuentes:

https://www.gob.mx/stps/articulos/sabias-que-la-ley-federal-del-trabajo-lft-protege-tus-derechoslaborales-desde-tu-embarazo-y-en-el-periodo-de-lactancia

https://www.bbmundo.com/bebes/cero-seis/cuales-son-los-derechos-de-mujeres-lactando-trabajo/

https://dif.cdmx.gob.mx/storage/app/media/uploaded-files/V1.4_PorUnaCrianzaRespetuosa.pdf

Otras notas de interés